¿Qué pasa si ya no puedo pagar mi crédito?

Imagen InteriorArtículo NO PUEDES PAGAR 890x252
¿Qué pasa si ya no puedo pagar mi crédito?

Comprar una casa es uno de los pasos más importantes en la vida de un adulto. Se trata de construir un patrimonio que nos dé tranquilidad y certeza para el futuro. Pero comprar a crédito siempre va de la mano con una pequeña incertidumbre: ¿qué pasa si en algún momento pierdo mi empleo y ya no puedo pagar las mensualidades de mi casa?

Para que puedas tomar una decisión correcta a la hora de contratar una deuda, en este caso, un crédito hipotecario de largo plazo, es necesario que estés bien informado sobre las implicaciones que podría tener quedarte sin empleo temporalmente y faltar a tus compromisos de pago.

A continuación repasamos algunos de los modelos crediticios más frecuentes y qué condiciones ofrecen para enfrentar ese eventual problema, para que puedas tomar una buena decisión y construir tu patrimonio con solidez y confianza.

Infonavit

El Infonavit es una institución no lucrativa cuya misión es cubrir las necesidades de vivienda digna para los trabajadores mexicanos. Por lo tanto, lo último que quiere esta institución es que pierdas tu casa. Por eso te ofrece varias opciones para evitarlo. Si te quedas sin empleo, no te preocupes, no entres en pánico y, lo más importante, no te escondas. Acude al Infonavit y solicita una prórroga.

Existen dos modelos distintos de prórroga para que puedas seguir disfrutando de tu crédito y de tu casa. La prórroga parcial y la prórroga total.

Prórroga parcial: es un sistema que te permite, por un periodo de hasta seis meses consecutivos, aportar únicamente $777.15 pesos (monto establecido para 2016) mensuales. En este modelo, el Infonavit absorbe el 50% de los intereses derivados del incumplimiento de pago de la parcialidad que no estés cubriendo. Es decir, de los intereses que se generen por el resto del dinero que no estés pagando, el Infonavit absorberá la mitad.

Prórroga total: según la ley del Infonavit, todo trabajador que contrate un crédito tiene derecho a una prórroga de hasta 12 meses consecutivos, y de 24 meses en total, durante el tiempo que dure el crédito, para no pagar sin ser sancionado. Esta prórroga aplica automáticamente cuando dejas de hacer las aportaciones correspondientes. En un plazo de hasta 3 meses, un asesor del Infonavit te visitará para entender tu situación y asesorarte sobre las condiciones de esta prórroga.

Ten en cuenta que en este modelo, los intereses por incumplimiento de pago se acumularán durante los 12 meses (o menos, si encuentras trabajo antes) que no pagues tu crédito, por lo que el monto de tu adeudo será mayor al finalizar la prórroga, y el tiempo para terminar de pagar tu casa también será más largo.

Además de las prórrogas, el Infonavit contempla otros sistemas para evitar que pierdas tu casa, como la reestructuración de tu deuda. Esta es la medida más adecuada, pues así no tendrás que pagar intereses moratorios. También existe el Fondo de Protección de Pagos. Cuando contratas tu crédito Infonavit, adquieres un seguro de desempleo que te permite cubrir hasta seis mensualidades de tu deuda, siempre y cuando hayan transcurrido desde cuatro y hasta 18 meses desde que te quedaste sin empleo.

Fovissste

Los trabajadores al servicio del Estado que por cualquier causa se separen del servicio público también pueden solicitar una prórroga para el pago de su crédito. La ventaja del crédito Fovissste, en este caso, es que la prórroga otorgada exime al trabajador de pagar los impuestos derivados del incumplimiento, una vez otorgada la prórroga.

Para solicitar esta prórroga y para conocer más detalles, es necesario que te presentes en las oficinas de las Delegaciones Estatales y Regionales del ISSSTE y llenes una solicitud. Ten en cuenta la información que te pedirán para llenar dicha solicitud:

  • Nombre completo del titular del crédito FOVISSSTE.
  • Registro Federal de Contribuyentes RFC
  • Nombre de la institución donde trabajabas

 

Además, deberás presentar los siguientes documentos:

 

  • Identificación oficial vigente
  • Baja oficial expedida por la institución en donde trabajabas
  • Último talón de pago
  • Escritura pública donde conste el crédito hipotecario FOVISSSTE otorgado, con inscripción en el Registro Público de la Propiedad

Bancarios

A diferencia del Infonavit y el Fovissste, los bancos son instituciones lucrativas que no tienen por qué ayudarte. Si un banco te presta dinero, querrá que se lo devuelvas, con los intereses, en tiempo y forma. Pero también los bancos presentan alternativas al incumplimiento de pagos.

Primero, cuando firmas un crédito hipotecario éste incluye un seguro de desempleo que te ampara por diversos plazos, que suelen ir de los 6 a los 9 meses. Antes de contratar un crédito hipotecario con un banco o sofol, revisa el contrato para que estés seguro de las condiciones que aplican en caso de desempleo, pues algunos seguros le exigen al contratante que demuestre que fue despedido y no aplican en caso de renuncia voluntaria.

La regla de oro ante el incumplimiento de pagos es no ocultarse, dar la cara y comunicarse con el banco. La institución prefiere cobrar que no hacerlo, prefiere un acuerdo que un pleito. Si te quedas sin trabajo y sabes que no podrás cubrir tu próxima mensualidad, comunícate con tu banco y explícale la situación. Puedes solicitar una reestructura del crédito para que el monto de las mensualidades disminuya.

Cofinanciamientos

¿Qué pasa en el caso de los créditos otorgados por el Fovissste, el Infonavit o alguna otra institución pública, en cofinanciamiento con una institución bancaria? ¿Qué reglas aplican?

Aunque los créditos cofinanciados se tramitan ante las instituciones públicas, las condiciones crediticias varían según la institución bancaria que aporta una parte del crédito. La parte de tu crédito que es otorgada por el Infonavit, el Fovissste u otra institución pública de fomento a la vivienda puede ser reestructurada según las reglas que expusimos arriba, pero la parte del crédito que haya otorgado un banco o sofol deberá ser renegociada independientemente.

Por eso es recomendable que, si decides usar un modelo de cofinanciamiento, tengas en cuenta que estás adquiriendo dos deudas: una con la institución pública y otra con un banco o sofol. Asegúrate de leer las condiciones del crédito antes de firmar, y de contar con un seguro de desempleo o un Fondo de Protección de Pagos.

Antes de decidir si contratar un crédito hipotecario, ten en cuenta las siguientes consideraciones, así no tendrás que preocuparte por perder tu casa:

  1. El monto mensual que pagues no deberá ser mayor a 30% de tus ingresos
  2. Mientras más corto el plazo de crédito, menos intereses pagarás
  3. Siempre cuenta con un fondo de ahorro de tres meses de tu sueldo
  4. En la medida de lo posible, no dependas totalmente de una sola fuente de ingresos 

Contacto

¿Qué pasa si ya no puedo pagar mi crédito?

¡Llámanos sin costo
desde Estados Unidos!
+1-866-257-0025



Ban Ban