¡Cuidado con los remates bancarios!

ImagenArticulosARA RematesBancarios906x257
¡Cuidado con los remates bancarios!

El sueño de contar con un patrimonio para su familia hace que mucha gente recurra a los famosos remates bancarios o remates inmobiliarios, gracias a los cuales es posible adquirir una casa a un precio mucho más bajo que el del mercado. Pero no todo es miel sobre hojuelas, hay muchas cosas que tienes que saber antes de tomar la decisión de adquirir un remate bancario, pues tu experiencia puede ser más parecida a una pesadilla que al sueño de tener tu propia casa.

Qué son

Los bancos y Sofoles otorgan decenas de miles de créditos hipotecarios cada año. Pero alrededor de 4% de los acreditados incumple con el pago de la hipoteca, por lo que los bancos recurren a mecanismos legales para recuperar la propiedad, que quedó como garantía en caso de incumplimiento de pago.

Pero como los bancos no se dedican a vender inmuebles, una vez que un juez les ha concedido la razón en un asunto de incumplimiento de contrato con sus acreditados, lo que quieren es recuperar al menos una parte del monto del crédito.

Un remate inmobiliario es un proceso judicial mediante el cual un juez pone a disposición del mejor postor una propiedad inmobiliaria recuperada. El dinero que se obtenga de la venta servirá para que el banco recupere una parte de su inversión.

Cómo funcionan

Los remates bancarios son propiedades inmobiliarias que pueden llegar a costar hasta 60% menos que su valor real en el mercado, por lo que resultan muy atractivos para los compradores.

El proceso para comprar una casa en remate judicial es el siguiente:

1.     Un juez emite un edicto mediante el cual da a conocer la ubicación y características de una propiedad inmobiliaria recuperada

2.     Los interesados en adquirir la propiedad acuden a Bansefi y depositan 10% del valor publicado, así entran a una subasta

3.     El día de la subasta, los interesados realizan sus ofertas y el inmueble es adjudicado al que más haya ofrecido

Riesgos

Sin embargo, comprar una casa o departamento en estas condiciones tiene sus riesgos y no todo es tan bueno como suena. Para empezar, como la propiedad suele estar ocupada por el acreedor del banco que se encuentra en litigio, el posible comprador no puede verla por dentro, por lo que no sabe en qué condiciones se encuentra. También es posible que el dueño original haya incumplido en pagos de mantenimiento, predial, agua y otros. Cuando tú compras la propiedad en remate, adquieres todas esas deudas, así que muchas veces terminas gastando mucho más que lo que originalmente pensabas.

Otro gasto que mucha gente no toma en cuenta es el de los impuestos. Cuando tú compras una propiedad mediante un crédito hipotecario, el vendedor paga los impuestos correspondientes. Pero en el caso de un remate bancario no es así: ¡los tendrás que pagar tú! También necesitarás cubrir el costo de la escrituración y otros gastos notariales, por lo que el precio del inmueble será más grande de lo que pensabas.

Además, para participar en un remate bancario deberás contar con el dinero en efectivo, pues no se aceptan créditos hipotecarios de ningún tipo para adquirir una propiedad en remate.

Otro factor que debes de considerar es que el hecho que hayas adquirido el inmueble legalmente no significa que sus ocupantes actuales vayan a irse de la noche a la mañana: puede que necesites contratar los servicios de un abogado especializado en desalojos para que obligue a los antiguos dueños a dejar el inmueble y así tú puedas ocuparlo, remodelarlo, venderlo o hacer lo que quieras con él.

Este proceso, por desgracia, puede llevar meses o incluso años, pues en México los procesos legales son lentos, engorrosos y muchas veces, turbios.

Fraudes

Conscientes de la necesidad que mucha gente tiene de comprar una casa, y de lo engorrosos que pueden llegar a ser los trámites legales, algunos individuos y organizaciones forman empresas fraudulentas que ofrecen remates bancarios a precios muy accesibles.

Estas empresas suelen tener oficinas lujosas y nombres rimbombantes, así dan una impresión de seriedad. Ofrecen vender el inmueble a los interesados una vez que el juez haya dictado la sentencia correspondiente, y piden un anticipo de hasta 50% del precio final para realizar los trámites.

El problema es que pasan los meses y la propiedad nunca es entregada a los defraudados. Cuando éstos acuden a las oficinas a preguntar qué está pasando, muchas veces éstas ya desaparecieron… ¡junto con el dinero!

Qué hacer antes de comprar un remate inmobiliario

Si cuentas con el dinero para adquirir una propiedad de contado y estás decidido a tomar los riesgos vinculados con los remates, te recomendamos que:

1.     Visites la propiedad para ver dónde se encuentra y en qué estado, aunque no podrás estar seguro de cómo se encuentra por dentro, al menos te darás una idea del estado general del inmueble y las condiciones del barrio

2.     Investigues cómo están los precios en el lugar donde se encuentra la propiedad que te interesa, para que así te des una idea de qué tan barata te va a salir

3.     Verifiques en el Registro Público de la Propiedad que ésta pertenece a un banco y no a un particular

4.     Contrates los servicios de un notario para que éste verifique que la propiedad no tenga adeudos de predial, agua y otros impuestos. Recuerda que si los tiene, tú tendrás que pagarlos al adquirir la propiedad

5.     Si contratas a una empresa para que te asesore en el proceso, verifica que no tenga denuncias por fraude y que su reputación sea sólida

Siempre puedes confiar en Casas ARA

Si después de evaluar los riesgos y sopesar las ventajas, decides que prefieres invertir en una casa nueva, comunícate con uno de nuestros asesores y pide información sobre las opciones de casas y departamentos que tenemos para ti en 15 estados del país. En Casas ARA tenemos más de tres décadas de experiencia construyendo casas de calidad, en excelentes ubicaciones, con diseños vanguardistas y planes de crédito apropiados para ti. ¡Llámanos! Estamos para servirte.

Contacto

¡Cuidado con los remates bancarios!

¡Llámanos sin costo
desde Estados Unidos!
+1-866-257-0025

ARTÍCULO RELACIONADO

Tu casa, una inversión Tu casa, una inversión

Si tienes opción a un crédito hipotecario, aprovecha la oportunidad. No importa si no quieres vivir en ella, compra una casa con buenas perspectivas de plusvalía y verás crecer tu patrimonio en unos años.



Ban