Comprar una Casa ARA +1-866-257-0025

Atención al cliente +1-866-257-0025

Seis cosas que tienes que considerar antes de comprar tu casa

Compartir      


Seis cosas que tienes que considerar antes de comprar tu casa

¿Estás pensando en comprar una casa? ¡Felicidades! Estás a punto de dar un gran paso en tu vida. Todos queremos construir un patrimonio para nuestra familia y tener la seguridad de contar con un techo sin importar lo que pase, además, una casa es una estupenda inversión a largo plazo. Pero toda gran decisión requiere pensarse con calma y tomando en cuenta distintas consideraciones, posibilidades, riesgos, oportunidades, etc.

Si quieres tomar una buena decisión respecto a la compra de tu casa, a continuación te ofrecemos algunos consejos sobre qué tomar en cuenta antes de decidir.

Ubicación

Uno de los principales factores que influyen para que una propiedad gane valor con el tiempo (plusvalía) es dónde se encuentra ubicada. Esto no necesariamente significa que mientras más céntrica, más aumentará su valor. Actualmente, comprar propiedades en las zonas más céntricas de las ciudades es muy difícil, pues los precios son muy altos. Además, no hay garantía de que dichos precios vayan a aumentar mucho más con el tiempo, por lo que la plusvalía de tu propiedad podría ser mayor si compras en otros lugares, siempre y cuando reúnan las siguientes características:

 

  • Deben ubicarse muy cerca de alguna mancha urbana, de preferencia, en las zonas hacia las cuales está creciendo la ciudad, con su oferta laboral y productiva en general
  • Deben contar con todos los servicios básicos: drenaje, luz, agua potable, recolección de basura, teléfono, internet, televisión por cable o satelital, etc.
  • Deben ser accesibles tanto en vehículo particular como en transporte público

Además de la plusvalía, es importante que consideres tu calidad de vida. Para ello, debes considerar cuánto tiempo harás de tu trabajo a tu casa, cuánto tiempo harán tus hijos a la escuela, etc. A veces conviene pagar un poco más por estar más cerca de los sitios donde realizas tus actividades productivas, pues el tiempo que empleas en transportarte también tiene un valor. Si le sumas el precio del transporte público, la gasolina, el mantenimiento del auto, etc., verás que muchas veces será más barato comprar una casa más cara cerca de los sitios que frecuentas, que una más barata pero muy alejada.

Solidez

Una casa debería durar para siempre… o casi. Por eso, es fundamental que, antes de comprar, te fijes que tu casa esté bien construida. No importa si es nueva o usada, tienes que estar seguro que en su construcción se usaron los mejores materiales disponibles.

En México existen muchas empresas de materiales de construcción de primerísima calidad, como acero y cemento. Empresas líderes en el mundo que cuentan con muchos años de experiencia produciendo grandes materiales de construcción.

Te recomendamos verificar que tu casa haya sido construida con materiales mexicanos de primer nivel. Pregunta al vendedor de tu casa qué materiales se utilizaron para su construcción e investiga su reputación. Si tienes oportunidad, visita la casa con un ingeniero estructuralista para que te dé su opinión sobre la solidez de la construcción.

Si la casa se encuentra en una zona sísmica o frecuentemente azotada por huracanes y otros fenómenos meteorológicos altamente estresantes, verifica que cuente con las especificaciones necesarias para resistir cualquiera de esos eventos sin ningún problema.

Orientación

Algo que muchas veces pasamos por alto a la hora de escoger nuestra casa es su orientación. Damos por hecho que le llegará la luz del día sin considerar que, según la orientación de las habitaciones y sus ventanas, la casa puede ser un refrigerador permanente o, por el contrario, un horno.

Si piensas comprar una casa en un fraccionamiento, te recomendamos observar por dónde sale el sol y hacia dónde realiza su recorrido durante el día: así sabrás que parte de la casa tendrá más luz y a qué hora.

También tienes que considerar las actividades que realizas y el clima del lugar donde vas a comprar tu casa. Una casa bien orientada puede hacer que no requieras usar aire acondicionado, lo que representará un gran ahorro de dinero y energía.

Expansión

Entre todos los imprevistos que la vida puede tenernos deparados, el crecimiento (o contracción) de la familia es uno de los más evidentes. Si eres padre o madre de familia y estás por comprar una casa, seguramente no estás pensando, de momento, que en unos años puedes convertirte en abuela, o que uno de tus padres podría necesitar vivir contigo, o que quizá tengas que darle asilo a un tío o alguien más…

Por eso te recomendamos que consideres todas esas posibilidades antes de comprar tu casa, pues una de las cosas que deberías tomar en cuenta es que ésta sea expandible. Es decir, que se pueda construir un nuevo nivel, una recámara extra, una ampliación hacia el jardín trasero, etc.

Si compras en condominio, es posible que haya ciertas reglas que limiten tus posibilidades de expansión. Asegúrate de conocerlas para que no tengas problemas en caso de que necesites ampliar tu casa.

Algunos desarrolladores inmobiliarios ya incluyen los planos de ampliación, para que, en caso que así lo requieras, puedas crecer tu vivienda de manera ordenada, segura y en armonía con el resto de las casas del fraccionamiento.

Accesibilidad

Cuando somos jóvenes nos cuesta mucho trabajo prever que algún día dejaremos de serlo. Quizá por eso no nos detenemos a pensar, por ejemplo, que un departamento en el cuarto piso, sin elevador, no es la mejor idea de inversión a largo plazo.

Comprar una casa al fondo del desarrollo inmobiliario puede ser una buena idea si se busca tranquilidad, pero tienes que considerar que te hará dependiente del auto. ¿Imaginas caminar varios kilómetros para salir a la parada del autobús? ¿Y si tienes que hacerlo cuando tengas 70 u 80 años?

Los anteriores son sólo dos ejemplos de por qué debemos pensar muy bien las características de la casa que vamos a adquirir y, sobre todo, su accesibilidad. Si piensas comprar una casa nueva, ubicada en un desarrollo inmobiliario, verifica que haya transporte público cerca, que no tengas que subir muchas escaleras (pues puede que algún día te cueste mucho trabajo hacerlo), atravesar andadores de difícil tránsito, etc. Si compras un departamento, prefiere uno que tenga elevador. No importa si ahora prefieres hacer ejercicio y usar las escaleras: algún día puedes agradecer el haberte decidido por un departamento con elevador.

Además, todas esas características harán que tu propiedad suba de valor con el tiempo, lo que la convertirá en una compra más estratégica.

Condiciones crediticias

Por último pero no menos importante: el crédito. Si no tienes dinero para comparar tu casa en efectivo, estás entre esa mayoría que adquiere créditos hipotecarios, ya sea con alguna institución del Estado, como el Infonavit, o con un banco o sofol.

Si vas a contraer una deuda con intereses, estarás adquiriendo un compromiso a largo plazo que puede tener muchas implicaciones, buenas y  malas. Antes de hacerlo, considera todas las opciones disponibles.

Por ejemplo, muchos derechohabientes del Infonavit piensan que usar su crédito con esa institución es su mejor opción, pero esto no necesariamente es cierto. Existen algunos modelos crediticios con bancos y sofoles que pueden ofrecer mejores condiciones: tasas de interés más bajas, menores comisiones por apertura o manejo del crédito, trámites más simples, etc.

Sin importar el tipo de crédito que elijas al final, siempre ten en cuenta que no debes de destinar más de 30% de tus ingresos al pago mensual de tu casa. También es importante que pienses en el plazo al que vas a adquirir la deuda, pues de ello dependerá, en parte, la cantidad que termines pagando. A veces resulta más conveniente ahorrar unos años para pagar un enganche mayor y que las mensualidades queden más cómodas. Saca la calculadora, haz números, asesórate, consúltalo con tu familia y, al final, toma la decisión más fría e inteligente posible. Comprar una casa puede ser la mejor decisión de tu vida: asegúrate que así sea. 


Compartir      


Con casas Ara, es fáicl encontar tu hogar


¿Estás pensando en comprar una casa? ¡Felicidades! Estás a punto de dar un gran paso en tu vida. Todos queremos construir un patrimonio para nuestra familia y tener la seguridad de contar con un techo sin importar lo que pase, además, una casa es una estupenda inversión a largo plazo. Pero toda gran decisión requiere pensarse con calma y tomando en cuenta distintas consideraciones, posibilidades, riesgos, oportunidades, etc.



Síguenos






Encuentra tu vivienda

Si deseas comprar una casa o departamento: ¡No busques más! Te presentamos el catálogo inmobiliario con los mejores desarrollos en cada estado de la república mexicana. Seguro aquí encuentras el hogar de tus sueños




BUSCAR MI ESTADO