Ahorra dinero y energía

Imagen InteriorArtículo AhorraEnergia 890x252
Ahorra dinero y energía

A estas alturas de la historia, casi todos estamos enterados del gran impacto que la vida moderna y la civilización han traído al planeta en que vivimos. La contaminación del agua, el aire y la tierra es una realidad que no podemos ocultar bajo la alfombra. Y aunque muchas de las acciones que deben tomarse para frenar los terribles efectos de nuestra vida en el planeta las tienen que tomar los gobiernos y las empresas, también hay muchas cosas que nosotros podemos hacer en nuestra vida cotidiana para marcar una diferencia.

Además de salvar al planeta, ahorrar energía y recursos es una excelente forma de ahorrar dinero y mejorar nuestra economía. A continuación, explora con nosotros algunas ideas sobre cómo hacerlo. Te sorprenderá lo simple que puede ser.

Separar y reciclar basura

En México se tiran alrededor de 15 mil toneladas diarias de basura. ¿Puedes siquiera imaginar ese volumen? Para que los residuos sólidos que generamos sean reaprovechables, es necesario separar la basura de una forma eficiente. Ya no basta con separar la basura orgánica de la inorgánica. También es necesario separar esta última según los materiales de los que está hecha. Una buena forma de hacerlo es tener distintos contenedores de basura para separarla por tipo:

  • Envases de vidrio
  • Envases tetra pack
  • Otros tipos de plástico
  • Latas
  • Baterías

Mucha gente piensa que, al llegar al camión recolector, toda la basura se mezcla y, por tanto, no tiene sentido separarla; pero esto es un gran error. Actualmente, México cuenta con sistemas de recolección, separación y reciclaje de la basura que permiten reaprovechar muchos recursos.

Otra ventaja de separar la basura es que tú mismo puedes obtener algo de dinero si la vendes. Muchas empresas reciben materiales reciclables y luego los revenden a empresas productoras que los vuelven a aprovechar. Quizá no te van a pagar una fortuna pero, de peso en peso, verás que al final del año puedes tener una alcancía llena y usar el dinero para satisfacer un antojo. ¡No está de más!

Otra recomendación que podemos darte es minimizar al máximo tu consumo de materiales como el unisel, que tarda muchísimo tiempo en degradarse y, por lo tanto, es ambientalmente insostenible.

Calentadores de paso

Bañarse con agua caliente es una de las actividades más reconfortantes que hemos inventado. Es signo de civilización… y de gasto de gas. Para reducir este gasto existen los calentadores de paso.

Hay dos tipos de calentadores de paso: los de rápida recuperación y los de paso instantáneo.

Si vives en un lugar caluroso, los calentadores de paso instantáneo te ofrecen grandes ventajas, sobre todo en cuanto ahorro de gas. Puedes llegar a ahorrar hasta 70% en tu consumo de gas mensual. No requieren un piloto encendido: se activan cuando detectan la necesidad de calentar agua, es decir, cuando abres la llave del agua caliente. Ocupan mucho menos espacio que los calentadores tradicionales y son seguros en interiores.

Es posible que un calentador de paso instantáneo sea insuficiente si tu casa está en un lugar de clima frío. Además, tienen la desventaja de que duran menos que los calentadores tradicionales. Para optimizar su vida útil, drénalo constantemente y mantenlo en interior.

En cualquier caso, intenta bañarte rápido. Esa es la mejor forma de ahorrar gas y, caro, agua. Si alguna vez te has quedado sin agua y has tenido que bañarte “a jicarazos”, te habrás dado cuenta de que, en realidad, necesitas mucha menos agua para bañarte que la que normalmente utilizas bajo la regadera. Entonces, piensa que el agua es un recurso limitado, estratégico y que comienza a escasear y toma baños más breves. Tu ahorro en gas y agua se verá reflejado en tu bolsillo.

Llaves, regaderas, excusados

Según la Revista del Consumidor, si todos los hogares de la Ciudad de México utilizaran excusados y regaderas ecológicos, ahorraríamos 470 millones de metros cúbicos de agua al año. Esto equivale a la capacidad del sistema Cutzamala.

Las ecotecnias orientadas al ahorro de agua han avanzado mucho con el tiempo. Las llaves, los W.C. y las regaderas ahorradores pueden hacer que utilices hasta 50% menos agua y, además, no son caros. Las regaderas ahorradoras también hacen que uses hasta 30% menos gas. ¡Haz tus cuentas! Invertir $100 o $200 pesos en una regadera ecológica puede hacer que ahorres la misma cantidad en tu recibo de gas cada dos meses.

Focos ahorradores y de Led

Finalmente llegamos a la luz. La energía eléctrica es otro recurso preciado, indispensable para el funcionamiento de nuestras ciudades y para realizar nuestras vidas cotidianas, pero su generación puede ser costosa y contaminante. Por eso, ahorrar energía eléctrica es tan importante como ahorrar gas y agua.

Actualmente, la tecnología aplicada al ahorro de energía eléctrica nos permite gastar menos electricidad sin necesidad de hacer nada especial. De entrada, puedes optar por los simples focos ahorradores fluorescentes, que te permiten ahorrar entre 50 y 80% de energía, a un precio bastante razonable. La principal desventaja de este tipo de focos es que si se rompen, pueden contaminar una habitación pequeña con mercurio, lo que según la Organización Mundial de la Salud, puede provocar afecciones a la salud de quienes estén expuestos. La buena noticia es que no se rompen fácil y que, en caso que se rompan, basta con despejar y ventilar la habitación donde eso haya ocurrido unas cuatro o cinco horas.

Ahora bien, el sistema que más ha logrado volver eficiente el uso de la energía eléctrica para iluminación (fin que representa el 30% de nuestro gasto de electricidad) es el Led. Estos focos, si bien son mucho más caros, tienen una vida 70 veces más larga que un foco convencional. Esto es, ¡70 mil horas de vida útil!

Además, sólo 5% de la energía que reciben para generar calor y 95% para iluminar, por lo que son el sistema que más eficiente hace el uso de la energía eléctrica. Sustituye tus focos tradicionales por focos de Led y verás que, aunque el gasto inicial sea fuerte (cada foco puede costar más de $130 pesos), la diferencia en tu recibo de luz compensará con creces tu gasto inicial.

Además de los focos ahorradores, para ahorrar energía eléctrica puedes seguir estos consejos:

  • Cambia tu refrigerador viejo por uno nuevo que cumpla con la Norma Oficial Mexicana
  • Mantén los aparatos eléctricos desconectados mientras no los usas
  • Carga la lavadora a toda su capacidad cada que la uses
  • Mantén tus electrodomésticos en buen estado
  • Usa la plancha eficientemente: trata de planchar la mayor cantidad de ropa en cada ocasión, pues cada que la conectas estás utilizando mucha energía 

Contacto

Ahorra dinero y energía

¡Llámanos sin costo
desde Estados Unidos!
+1-866-257-0025

ARTÍCULO RELACIONADO

Ahorra, recicla y decora tu casa como nadie Ahorra, recicla y decora tu casa como nadie

A veces, cuando pensamos en redecorar la casa, lo primero que nos viene a la mente es la enorme cantidad de dinero que se necesita para hacer que se vea muy bien. ¡Falso! Reutilizando materiales como la madera, el hule, el metal y los plásticos textiles puedes darle a tus pisos a tus paredes y a tu casa, en general, un nuevo aspecto sin gastar mucho y, de paso, contribuyendo a preservar el medioambiente.



Ban